Compartir y saber

junio 26, 2007

¿De qué te sirve tener una magnífica idea si después no sabes cómo ejecutarla o simplemente lo haces mal?
Si la respuesta es obvia, no lo es menos lo que se deduce: no pasa nada por compartir ideas, no hay que tener miedo de ello. Precisamente hace unos días estaba en la barra de un bar poniendo la oreja en una conversación ajena pero próxima:

  • Julián: Bueno, ¿y por qué no pides ayuda para arrancar?
  • Alberto: No sé.
  • Julián: Pero, Alberto,¿te crees el único que has pensado en esa idea maravillosa que te ronda la cabeza?
  • Alberto: ummmmm….
  • J: Bueno, ¿quién sabe? Es posible pero.. anda que no me he enterado veces de que había un negocio basado en algo que se me había ocurrido un día sin más consecuencia que unas horas de entretenimiento alrededor de una cerveza.
  • A: Pero es que esta idea es buena y me la he currado.
  • J: ¿De verdad la vas a llevar cabo? Porque si, como normalmente ocurre, sólo el 0,01 % de las ideas valen para algo y de ésas aun no tienes mucha confianza en su éxito, algunas personas te podrían animar e incluso ayudar… e incluso apasionarse en tu idea y trabajarla contigo. Ponte en contacto con gente relacionada con ese sector, o alguna asociación, o con algún centro de apoyo de la administración. Es que si nadie lo sabe…
  • A: …si nadie lo sabe, da igual porque estoy convencido de que la voy a llevar para adelante. Y ya se lo he contado a “demasiada” gente.
  • J: Bueno, me he equivocado, quizás tienes una buena idea y el coraje y la ilusión para montar tu propio negocio y… se lo has contado a alguien al que le ha encantado tal idea pero no se involucra más allá de una palmadita en la espalda :0 -y dice teatralmente- ¡Se te van a adelantar! (Alberto no le ríe la gracia)…Responde a esta pregunta: ¿cuántas personas conoces que tengan ese coraje y esa ilusión que tú tienes?
  • A: (Se le enciende la cara) La semana pasada precisamente conocí a una. (Con retintín) ¿Te acuerdas de la chavala que me presentaste en la fiesta?
  • J: Sí que me acuerdo, la hermana de mi novia. Me la acababan de presentar a mí. La verdad es que tengo muy mal ojo para conocer a la gente de un vistazo. Vale, resulta que la tía tiene un empuje envidiable en todo lo que se propone en la vida. ¿Pero crees que lo hará bien? ¿Tiene todo lo necesario? ¿Es mejor que tú en éso que dominas tan bien?
  • A: Incluso tiene algo más de experiencia que yo
  • J: ¡Vaya!¡Qué chica tan completita! …¿Cómo es de grande la tarta?
  • A: Eh,…ah,…uhmm no sé (agachando la vista)
  • J: No sigas, que no quiero que te deprimas. Por cierto, ¿si se te ocurrió aquella idea, no podrás volverte a inspirar de nuevo? (Al camarero) Dos cervezas más, por favor. (A Alberto)¿Sinceramente crees que tu problema ha sido compartir la idea?¿Qué has hecho tú por tu proyecto?
  • Este chico es el colmo de la mala suerte, es un pesimista. Que se apunte a Emprendesur.

    Compartir es:

    • Conocer nuevos puntos de vista
    • Conocer experiencias parecidas
    • Obtener ánimos y/o aplausos
    • Recibir el interés de colaborar
    • ¿Recibir ofertas económicas?

    Si ya te han ganado antes de partir de la salida, tu proyecto no merece la pena.

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: